EFECTOS NEGATIVOS DEL FRÍO EN NUESTRA VISIÓN:

Nuestros ojos son órganos sumamente delicados y están expuestos a cientos de agresiones externas, por esta razón tienen mecanismos de defensa naturales que los protegen de cuerpos extraños, lluvia y hasta el frío de invierno.


Las pestañas al igual que los párpados evitan que algunas partículas de polvo entren a nuestros ojos, pero los párpados también ayuda a mantener una temperatura ocular ideal, por otro lado las lágrimas lubrican la superficie ocular constantemente y también forman parte de los reguladores de la temperatura.

La mala noticia es que en ocasiones los párpados y lágrimas naturales son medidas insuficientes para proteger los globos oculares ante condiciones externas. Cuando existen temperaturas extremadamente bajas como en algunos inviernos, el ambiente será más seco, favoreciendo la aparición de una condición poco grave aunque muy molesta que se denomina “síndrome del ojo seco”, aunado a esto el uso constante de bombas de calor y calefacción en interiores durante esta época solo aumenta la sequedad ocular.

Naturalmente nuestros ojos se tornan acuosos para protegerse contra los vientos fríos, ya que estos evaporan la humedad ocular forzando al cerebro a enviar más señales nerviosas aumentando así la producción de lágrimas para compensar la situación, aunque existen mecanismos naturales de protección hay otras medidas eficientes para evitar algunas patologías oculares en inverno, te las dejamos a continuación:

Protege tus ojos con lentes

Las corrientes de aire en invierno favorecen la evaporación de las lágrimas, si ya usas lentes correctoras genial porque ayudarán que tus ojos mantengan una temperatura y humedad correcta, pero las gafas con protección E-SPF (factor de protección solar para los ojos) ayudan a disminuir la entrada de rayos UV que están presentes en cualquier época del año.

Usa lagrimas artificiales

¿Sientes que te cuesta abrir los ojos por las mañanas? Si notas los párpados pegados, tienes una sensación de ardor y fatiga ocular constante es posible que tengas los ojos secos, usar lágrimas artificiales varias veces al día para lubricar es una buena opción, si la sensación de sequedad persiste lo ideal es consultar con un oftalmólogo u optometrista ya que sólo ellos podrán recomendarte el tratamiento adecuado.

Aumenta la humedad del ambiente

La sequedad en los ojos también es inducida por el calor ambiental excesivo, por esto si pasas mucho tiempo en lugares con calefacción alta te recomendamos usar un humidificador, este aumentará el grado de humedad y purificará el aire.

Parpadea con frecuencia

Esta es la forma más natural y eficaz de lubricar los ojos, un dato curioso es que la mayoría de personas que pasan mucho tiempo trabajando delante de pantallas reducen su frecuencia de parpadeo, en este caso lo mejor es dedicar unos minutos para estirar las piernas, despejar la mente y descansar la vista, sobre todo si estás en un ambiente frío.

Mantener una alimentación sana

El consumo habitual de frutas, verduras y alimentos ricos en ácidos grasos y omega3, es una forma saludable de combatir no solo la sequedad ocular sino mejorar tu visión y mantenerte saludable en cuerpo y mente.

Añadir protección extra en invierno

Si eres de las personas que practican deportes en invierno es indispensable que protejas tus ojos de las bajas temperaturas, viento y los rayos solares. Asegúrate de usar lentes deportivas que se ajusten a tu rosto y te permitan tener una visión nítida tanto frontal como periférica.

Ojos e hipotermia

Suena un poco extremo pero la verdad cuando hace mucho frio y no estás equipado para protegerte es posible que experimentes un descenso involuntario de la temperatura corporal por debajo de los 36°C, esto se conoce como hipotermia.

Al hablar de hipotermia leve nos referimos a temperaturas entre los 33°C y 35° C, donde la persona sentirá entumecimiento o espasmos musculares que es un mecanismo del cuerpo humano para producir calor, también se asocia con pérdida de equilibrio, somnolencia y alteraciones visuales (sensibilidad severa a la luz, dolor ocular, visión borrosa y doble).

En la hipotermia grave que se estima por debajo de los 30°C, se manifiesta principalmente por disminución de la fuerza muscular, tensión arterial baja al igual que los latidos del corazón,  dilatación de las pupilas y hasta  pérdida de consciencia.

Ahora que ya conoces los efectos negativos del frío extremo en nuestro cuerpo, seguramente no se te olvidará poner en práctica alguno de los consejos mencionados anteriormente en el invierno o esas vacaciones soñadas en la nieve.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo reciclar en tiempos de COVID-19

Disfruta de las fiestas con seguridad para tus oídos

Hasta el "mas hombre" llora ... o es que tiene OJO SECO ...