sábado, 26 de mayo de 2018

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE PROTEGER LOS OJOS DE BEBÉS Y NIÑOS CON UNAS GAFAS DE SOL INFANTILES?


Cuando un bebé nace nos damos cuenta que tiene los ojos delicados de un color claro como velado y que no deja ver el que será el color definitivo de sus ojos. Ese velo va desapareciendo y los ojos de tu bebé van desarrollándose y tomando su futura tonalidad con el paso de los días y meses. Esto le hace que los ojos de los niños sean mucho más delicados que los ojos de los adultos frente al sol.
El iris de un bebé y niño hasta que tiene unos 10 años es mucho más claro que el que tendrá de adulto y por tanto, deja pasar más luz a través de la retina. Este paso extra de radiación solar Ultravioleta (UV) dañina puede llegar a ser hasta un 75% más que en los adultos así que está claro que los ojos de tu bebé o niño necesitan que los protejamos desde el exterior.
Además, los bebés y niños pasan mucho tiempo al aire libre en verano y por tanto sus ojos están expuestos al sol muchas horas.

¿Qué daños puede causar el sol en los ojos de un bebé o niño?

gafas-de-sol-para-niñasLos daños del sol en los ojos infantiles son casi desconocidos puesto que no son tan evidentes como los daños en la piel.
Y lo que no vemos, pensamos que no existe pero sabemos que no es así. Como no vas a ver una quemadura en los ojos de tu bebé, es más fácil distraernos y no prestar demasiada atención a una zona tan delicada.
Los niños pueden dar signos de que el daño ocular está comenzando si notas que sus ojos se enrojecen, que se quejan de dolor en los ojos o que les molesta la luz. Lo bueno es que los pequeños daños habituales se suelen corregir con un buen descanso y el paso de los días.

Los problemas o daños que el sol puede causar en los ojos son:

  • A corto plazo, queratitis o quemaduras solares en la córnea.
  • A medio plazo deslumbramientos y borrosidad en la visión.
  • A largo plazo ocurre lo mismo que en la piel, que se acumula el daño solar. La consecuencia pueden ser problemas oculares como la degeneración macular (DMAE) o cataratas cuando tu hijo sea adulto.

¿Cómo puedo proteger los ojos de mi bebé o niño de la radiación solar? 

Existen gafas de sol para bebés de 6 meses, 8 meses o de un año y es importante elegir la gafa más adecuada en cada edad y usarlas siempre que salgas de casa con tu bebé en un día soleado.
En el caso de los niños, es muy importante usar gafas de sol infantiles para niños de 2 y 3 años en adelante.
En Ópticas Zas Visión contamos con una línea de gafas infantiles Marco Motta. Entra en nuestra web y descubre el resto de la colección. 


 http://tienda.zasvision.com/marco-motta-nino-sol_c85217/