miércoles, 1 de octubre de 2014

Síndrome Visual Informático en niños por el uso de ordenadores y dispositivos móviles

En la última década, el uso de ordenadores, tabletas y de teléfonos móviles entre los niños del mundo occidental se ha convertido en omnipresente, con consecuencias negativas sobre su visión.



Hay unas estadísticas realizadas en los Estados Unidos sobre esto, aunque en Europa y en España nos estamos acercando a esas cifras rápidamente, lo que es realmente muy preocupante.

Estadística sobre el uso de computadoras y niños de Estados Unidos:
El 94 por ciento de las familias estadounidenses con hijos tienen una computadora en el hogar con acceso a Internet. 

La cantidad de tiempo que le dedican los niños de entre  8 y 18 años (incluyendo los juegos de ordenador, consolas y videos) ha aumentado hasta 7,38 horas diaria.

El 29 por ciento de los niños de 8 a 18 años norteamericanos tenían su propio portátil, y aparte dedicaban un promedio de más de 90 minutos al día para enviar o recibir mensajes (mensajes y chat) en sus teléfonos móviles.

Muchos oftalmólogos pediátricos y optometristas americanos y europeos  creen que el uso de ordenadores y teléfonos móviles en los niños los pone en riesgo de  aparición y aumento de miopía.
Datos a tener en cuenta:

  • Los niños pueden no ser conscientes de la cantidad de tiempo que pasan frente a la pantalla. Pueden realizar una tarea en el PC durante horas con pocos descansos. Esta actividad prolongada puede causar problemas de enfoque (acomodativos) del ojo y problemas de cansancio ocular (a nivel muscular).
  • Los niños son muy adaptables. Ellos asumen que lo que ven y cómo lo ven es normal, incluso si su visión no es buena. Es por ello que es importante que los padres supervisen el tiempo que un niño pasa frente al ordenador para asegurarse que realiza descansos y realizar regularmente exámenes de la vista según las indicaciones de su optometrista oftalmólogo.
  • Los niños son más bajos que los adultos y por tanto necesitan que adaptemos los lugares donde se usa el computadora para mantener un correcto ángulo de visión de la pantalla. Lo ideal sería tener alineado el borde superior de la pantalla  con la línea de mirada, quedando entonces el centro de la misma en un ángulo aproximado de 15 grados. Además, si un niño tiene dificultades para alcanzar el teclado o al colocar los pies cómodamente en el suelo, él o ella puede experimentar dolores de cuello, hombros y/o  de espalda.

Consejos para reducir el riesgo del Síndrome Visual Informático:

  1. Revisiones visuales periódicas: Antes de comenzar la escuela, todos los niños deben hacerse un examen completo de la vista, incluyendo pruebas de cerca, de lejos y binoculares para saber si usa los dos ojos coordinadamente al tiempo y si sus músculos trabajan bien (es la motricidad fina que es la que usamos en la lectura).
  2. Regla 20-20. Debemos limitar la cantidad de tiempo que nuestros hijos pasan frente a la computadora sin descanso usando la regla 20-20. Esta regla es muy simple ya que lo único que uno necesita recordar es el realizar descansos de 20 segundos cada 20 minutos de uso de la computadora para minimizar la aparición de problemas oculares de enfoque y de irritación de los ojos.