lunes, 30 de junio de 2014

¿Qué puede provocar el temblor en el párpado?

Por lo general, el temblor en el párpado es algo inofensivo que se conoce con el nombre de blefaroespasmo, el término para nombrar a los espasmos o contracciones involuntarias de los músculos que rodean el ojo.
 
Algunas veces, el párpado puede cerrarse (o casi cerrarse) de manera repetitiva y luego volver a abrirse. Estas contracciones, que la mayoría de las personas experimentan alguna vez en su vida, pueden durar segundos o minutos.  En ocasiones pueden seguir ocurriendo esporádicamente durante días, semanas o meses. Aunque molestas e inconvenientes son, por lo general, inofensivas y para evitarlas, basta cambiar algunos hábitos de vida.
¿Qué los provoca? Pueden deberse a distintas causas, entre ellas:
·         Estrés: presta atención al momento en que las sientes. Es posible que los espasmos aparezcan en momentos de estrés y luego desaparezcan o disminuyan y luego vuelvan a aparecer. Cuando la situación de estrés se resuelve, los temblores también deberían quedar en el olvido. Si no es así, consulta a tu médico.

·         Forzar la vista: cuando no ves bien tienes que forzar la vista para poder enfocar los objetos y eso también puede provocar temblores en el párpado. Lo mismo que ocurre cuando pasas muchas horas leyendo frente a la pantalla del ordenador. En general, esto puede resolverse, simplemente, usando la graduación correcta en tus gafas o lentes de contacto.

·         Cansancio de la vista y ojo seco: dos condiciones que también son incrementadas cuando pasas muchas horas leyendo frente al ordenador. Dormir bien por las noches o tomar una pequeña siesta pueden ayudarte con el cansancio de la vista. Para combatir el ojo seco, por su parte, existen distintas lágrimas artificiales que ayudan a lubricar el ojo. Antes de comprar gotas, consulta con tu óptico para ver las que mejor te pueden ir.

·         Consumo de cafeína y alcohol: si consumes mucho café, bebidas con cafeína o alcohol, deja de hacerlo o disminuye la cantidad, para descartar que la cafeína y/o el alcohol sean los responsables de tus temblores en el párpado.

A veces, las contracciones de los párpados son más severas y pueden hacer que el párpado se cierre por completo. Esto puede ser causado por una irritación en la superficie del ojo (córnea) o en las membranas que recubren los párpados (conjuntivas). Si esto ocurre, no dejes de consultar con el especialista para que pueda indicarte el tratamiento adecuado, lo antes posible.
En otras ocasiones, aunque no es muy común, los espasmos están relacionados con otras condiciones de salud vinculadas con desórdenes o trastornos en el cerebro o el sistema nervioso entre otras causas, así si el temblor de tu párpado o blefaroespasmo no se corrige controlando el estrés, durmiendo bien, evitando la cafeína y manteniendo los ojos bien lubricados, si se presenta en otras partes de tu cara, si cierra tu ojo o si se prolonga, debes consultar al especialista.